Una educación sexual sin tapujos en la escuela evita la pornografía como profesor

Sin una buen educación sexual sin tapujos en las escuelas por parte de los profesores o de psicólogos especializados en sexología, nuestros hijos, sobrinos, hermanos y demás adolescentes pueden tener un aprendizaje en el sexo equivoco y erróneo ya que no tienen unas nociones reales y pueden distorsionar el sexo con el porno.
 
Uno de los problemas más notable en la educación sexual es que esta acompañada con valores morales, éticos, parálisis políticas o religiosas por lo que no se puede entender la educación sexual como tal, sino qué queda reducida a pocos contenidos que generalmente se centran en una asignatura de biología o de ciencias.
 
Nuestros jóvenes, reciben información sexual de amigos, internet o de redes sociales siendo esta una educación insuficiente, errónea y mal explicada. Esta información errónea puede lanzar a nuestros jóvenes a la pornografía para poder entender lo que ellos creen como “educación sexual” siendo esta distorsionada.
 
El gran problema de la educación sexual en las escuelas, es quien decide los contenidos que se tienen que enseñar a los alumnos, ¿lo deciden los padres?, ¿lo decide el claustro de profesores? o ¿lo decide el estado?.
 
Que no “exista” una educacion sexual consensuada y reglada no quiere decir que los adolescentes no tengan preguntas y necesiten respuesta, esas preguntas son buscadas por otros medios como el porno, sin encontrar el asesoramiento de un profesional y entendiendo esas dudas sexuales como estereotipos machistas, de una sexualidad violenta, creando expectativas falsas o mostrando a las mujeres como objetos sexuales. Y sobre todo, el porno marca la sexualidad al coito única y exclusivamente dejando fuera las enfermedades de transmision sexual, los anticonceptivos, el conocimiento del cuerpo femenino y masculino, la orientación sexual, creencias y valores entre otras nociones de educacion sexual importantes.
 
Se tiene que recalcar el daño que pueden sufrir los adolescentes al buscar una educacion sexual en el porno o en internet porque no sabe descodificar esos mensajes.
 
Los organismos que velan por la seguridad y protección de los menores o adolescentes tienen que abrir los ojos y empezar a ser conscientes de la importancia de una educacion sexual sin tapujos en las aulas ya que no solo deben recaer sobre los padres sino que deben integrarla en las aulas como parte de su curriculum vitae educativo. Integrando contenidos que los alumnos puedan ver, acceder, recibir y generar.
 
Una persona responsable, no vendería una revista pornográfica o video porno a un menor pero no existe responsabilidad en internet para verificar la edad real del menor o adolescente y la mayoría de los padres no filtran las webs en las que sus hijos entran, por lo que los menores podrán acceder al porno de un amanera gratuita y sin tapujos. Tapujos que no tiene el porno y si la educación sexual en las escuelas.
 
Negar el derecho de la libertad y educación sexual, evita la felicidad humana y crea enfermedades de transmision sexual, abortos e incultura sexual grave y posiblemente violenta.