Un estudio demoledor refuta, con datos objetivos, los argumentos esgrimidos por el Gobierno para impulsar la reforma de la ley de aborto

De los 28 países de la UE, en 21 existen leyes de plazos. En el informe “Análisis de la legislación europea y española sobre la salud sexual y reproductiva: consecuencias de la reforma de la LO2/2010 de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo” se han elegido cuatro países de la UE con leyes sobre abortos muy diferentes: Países Bajos, Rumanía, Inglaterra e Irlanda, sobre los que se analizan diferentes parámetros comparándolos con España.
 
Entre sus conclusiones se destaca:
 
1. Leyes más restrictivas para acceder al aborto no disminuyen su número. Esta conclusión se encuentra ya abalada por estudios realizados por organismos internacionalmente (ONU, OMS) como se cita en el informe.
 
Además el estudio analiza la situación de Irlanda, donde prácticamente está prohibido abortar. Sin embargo, aquellas mujeres que se lo pueden costear, que tienen posibilidades económicas, viajan a países cercanos donde el aborto es más flexible. En 2011, en Irlanda, un total de 4.182 irlandesas abortaron en Inglaterra y Países Bajos.
 
2. Leyes de aborto restrictivas ponen en riesgo la salud y vida de las mujeres. De nuevo, la realidad se impone y estudios internacionales abalan con datos irrefutables que las mujeres que quieren interrumpir un embarazo que no desean, lo hacen independientemente de la legislación existente. Así lo recuerdan estudios de la OMS, donde se afirma que en Países donde el acceso al aborto está muy restringido,  mujeres con escasos recursos que no pueden pagarse un aborto viajando a otro país, acceden al aborto de forma insegura y clandestina poniendo en riesgo su salud y su vida.
 
Este ha sido el caso de Rumanía, donde se pasó de una ley muy restrictiva a una ley más permisiva. Así en el año 1989, último año donde estaba prohibido el aborto, se registraron 500 fallecimientos de mujeres. En 1990, primer año en la que se aplicó una ley más permisiva de acceso al aborto los fallecimientos por aborto se redujeron a menos de 200.
 
3. Leyes permisivas de acceso al aborto no aumentan su número. Un ejemplo claro de esta afirmación es el caso de España, donde de 2011 a 2012 (año completo con la ley actual en vigor) se redujeron el número de abortos (respecto al años anterior) un 5%.
 
Otro ejemplo significativo que señala el informe es el caso de los Países bajos con una de las leyes más permisivas de Europa, en la que se permite abortar libremente durante las primeras 24 semanas de embarazo y sin embargo tienen una de las tasas más bajas de interrupciones.
El estudio destaca que legislaciones más permisivas de acceso al aborto van acompañadas de un mayor y mejor acceso a los anticonceptivos así como a planes de educación sexual. Esto es lo que pasa en los casos de Países Bajos y Rumanía, donde se han implantado programas educativos en la enseñanza obligatoria sobre salud sexual y reproductiva.
 
4. Necesidad de programas de Educación sexual. En el caso de España, la ley de aborto vigente hace hincapié en la necesidad de desarrollar la educación sexual, algo que no se ha visto implementado en su aplicación y que ha sido causa de conflicto al ser la educación competencia de las Comunidades autónomas. Como consecuencia, en la actualidad la educación sexual en la escuela es prácticamente inexistentes salvo algún profesorado comprometido que por su cuenta quiera introducirla, pero estos son casos aislados.
Otro de los puntos esenciales para una buena salud sexual, es tener un fácil acceso a anticonceptivos de última generación que estén financiados por el sistema público de salud. Sin embargo en España en 2013, varios anticonceptivos modernos (los más utilizados por las mujeres) dejaron de estar financiados por la sanidad pública, doblando su coste.
 
5. Leyes que faciliten el acceso de menores al aborto sin el consentimiento de sus progenitores, NO disparan el número de aborto.
 
En el caso de España, las menores de 15 a 19 suponen un 11,74%, siendo el grupo de edad menos numeroso entre las mujeres que abortan. Además el 87% de estas acudió a la clínica con sus progenitores.