Presentan datos sobre aborto y Atención Primaria

Los datos del Ministerio de Sanidad apuntan a que el número de abortos en todo el Estado ha descendido. La cifra se sitúa por debajo de los 100.000 casos desde 2014. Se confirma una tendencia descendente iniciada en 2011.  Por otro lado, anualmente también sabemos que una gran mayoría de las mujeres abortan dentro de las primeras semanas de gestación (en 2015, el 70% de las interrupciones del embarazo se realizaron con 8 o menos semanas).

En esta línea, se ha dado a conocer una información interesante en Cataluña, una investigación que aborda la IVE en la Atención Primaria. La Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFIC) presentó el 20 de junio su estudio sobre interrupción voluntaria de embarazo en las XIX Jornadas de Médicos Residentes en Medicina Familiar y Comunitaria.

CAMFIC ha abordado su práctica entre 2014 y 2015 en un ambulatorio urbano en el que la población asignada era de 24.000 pacientes.

La muestra está compuesta por las 160 mujeres que finalmente llegaron a abortar, puesto que fueron un total de 186 las que solicitaron la interrupción legal del embarazo en el centro.

Un hecho positivo a destacar es que la gran mayoría abortó dentro de las primeras semanas y con el método farmacológico. Concretamente,  usaron pastillas para abortar en la sexta semana de gestación el 73,1% de los casos. No se ha divulgado el plazo en el que abortaron el resto de las mujeres.

Un 42,5 % de las mujeres que abortaron ya había pasado por este proceso. El 39,9% tenía dos o más hijos.

De acuerdo con los datos del estudio, el 45,6% de las encuestadas empleaba el condón masculino (que pudo fallar o romperse), un 32,2% no usaba métodos anticonceptivos y el 25% la pastilla anticonceptiva.
De las 160 mujeres, un poco más de la mitad, el 51,6% había recibido asesoramiento anticonceptivo en el año anterior al aborto. En su mayoría, les habían aconsejado por medio de los servicios de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva. Un 15,9% recibió esta asesoría en Atención Primaria.

Definitivamente falta prevención, educación sexual e información sobre métodos anticonceptivos. Una de las responsables del estudio, la doctora Francesca Aulet, ha afirmado que:   "Nos ha sorprendido que un tercio de la población no utilice ninguna medida anticonceptiva (…) es necesaria una mayor implicación de la Atención Primaria en el abordaje de la salud sexual y reproductiva".

La edad media de las mujeres era veintisiete años, siendo la mayor parte españolas (42,4%). El estudio solo pudo concretar el estado civil de 46 pacientes, determinando que entre ellas el 73,9% tenía pareja.