¿Orgasmos clitorianos o vaginales? Mitos sobre el placer femenino. PRIMERA PARTE

Afortunadamente, cada vez las mujeres accedemos a más información, pero sigue siendo escasa la educación sexual que recibimos a este respecto y muchos los tabúes y restricciones sociales que pesan sobre nosotras. Con este post en concreto vamos a referirnos a un debate que, al menos, muchas se atreven a abordar:  


¿El orgasmo se produce mediante la estimulación del clítoris o de la vagina? Pero antes de llegar, nunca mejor dicho, a este punto, nos detendremos en algunas falsas creencias que es importante desterrar. ??

Mito número 1. Tenemos que llegar obligatoriamente al orgasmo.??

El placer se presenta de diferentes maneras según la diversidad de cada ser humano. Dependiendo del momento en que nos encontremos podemos disfrutar también de los mal llamados “preliminares”, que también son sexualidad, como las caricias, los besos, los abrazos y no obsesionarnos con la culminación de la relación sexual, sino prolongar el placer.??

Mito número 2.

El orgasmo está en los genitales.??A menudo entendemos que al iniciar una relación sexual obligatoriamente tienen que verse involucrados los órganos genitales. De hecho, el haber querido/iniciado/consentido una relación no significa que no se pueda parar en un momento dado de la misma. ¿Dónde está escrito que haya que llegar hasta el mal llamado “final”? ¿Qué es el final? Todo el cuerpo es un órgano sexual, incluido el cerebro.

Mito número 3. El orgasmo está en el cuerpo.??

Las fantasías son una parte importante para muchas personas. Hablar en clave erótica, o guardarnos para nosotras nuestros pensamientos, ensoñaciones, pueden hacer que aumente la excitación. Si estamos en compañía, esto no significa infidelidad, fantasear no significa desear que se cumpla en la realidad. Hay personas que sólo con tener una fantasía logran obtener placer. El libro “Mi jardín secreto” de Nancy Friday contiene fantasías habituales.

Mito número 4. El orgasmo necesita obligatoriamente de una pareja sexual.

??Las fases de la respuesta sexual no necesitan necesariamente de otra persona. Cada cual es responsable de su propio placer. Os recomendamos el libro Tu sexo es tuyo de Sylvia Béjar. Recientemente escribimos un post sobre masturbación, que igualmente se puede realizar con o sin pareja. Es una práctica muy sana para la salud sexual y para conocer el propio cuerpo, lo que nos gusta y llegar (o no) al orgasmo.??

Mito número 5. El orgasmo está en el coito.??

Durante muchos años, se consideró que las mujeres eran “frígidas” (término absolutamente despectivo) porque no llegaban al orgasmo al ser penetradas por sus parejas. Realmente, como pusieron de manifiesto publicaciones como el Infome Kinsey o el Informe de la sexóloga Shere Hite, lo que les ocurría a estas mujeres es que necesitaban otro tipo de estimulación. Y, como sigue ocurriendo mayoritariamente hoy en día, podían llegar al orgasmo con la estimulación del clítoris. Es decir, en un porcentaje siempre mayor del 75% (dependiendo de los estudios), hay más mujeres que obtienen placer a través del clítoris que con la estimulación de la vagina. No hablaré necesariamente de penetración o punto g porque son cosas distintas, porque se puede tocar la vagina y el punto g sin la penetración y se puede estimular la vulva sin acariciar la vagina o el punto g. También puede haber penetración sin mediación de un hombre (tu misma con dedos o juguetes, otra chica, trans, etc.) Y puede haber mujeres que disfruten con varias estimulaciones, es decir, que tengan placer de diferentes modos, porque, al fin y al cabo, como veremos, está todo relacionado…