Menos abortos en 2010 tras la aprobación de la ley

La Ley de Salud Sexual y Reproductiva que entró en vigor en julio del año pasado ha dejado un balance sorprendente pues, contra el pronóstico de muchos, ha registrado un descenso en el número de abortos practicados desde su puesta en marcha. Así lo corroboran los datos de la consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana que se extraen del informe Interrupción Voluntaria del embarazo en la Comunitat Valenciana 2010.

En concreto, en 2010 se practicaron 10.626 interrupciones voluntarias de embarazo frente a las 10.916 realizadas el año anterior. De hecho, el documento pone de manifiesto que se registraron menos abortos en la segunda mitad de 2010 cuando ya se estaba aplicando la nueva norma.

Concretamente, en el primer semestre del año cuando estaba en vigor la anterior ley se practicaron un total de 5.417 intervenciones; por lo que respecta al segundo semestre, el número se abortos se redujo un 10% hasta las 4.929 interrupciones. Ambas cifras suman 10.346 intervenciones a mujeres residentes en la Comunidad Valenciana, que sumadas a las 280 interrupciones practicadas también a residentes en otras comunidades autónomas resulta la cifra anual de 10.626 interrupciones voluntarias de embarazo.

No obstante, el descenso de los abortos es una práctica que se viene apreciando desde hace algún tiempo. Podemos decir que 2009 es el año en el que se frena el crecimiento de los abortos en contraposición al crecimiento registrado en los diez años que le preceden. De hecho, de 2008 a 2009 se practicaron 674 interrupciones voluntarias menos. Desde la consejería de Sanidad apuntan como razón principal la estabilización de la inmigración aunque informan de que todavía es pronto para determinar si este descenso prolongado es continuado.

Perfil de las mujeres

Mujer de entre 25 y 29 años de edad, soltera, con estudios de 2º grado, asalariada y que convive en pareja es el perfil mayoritario de las pacientes que se someten a un aborto, como exponen los datos del informe. Por nacionalidad, el 61,3% de las mujeres son españolas frente a 38,7% que proceden de otros países, principalmente de Latinoamérica y Europa Oriental.

Asimismo, el documento revela que se han incrementado las interrupciones en clínicas privadas en detrimento de los hospitales públicos. En concreto, se practicaron en 2010 un total de 468 intervenciones en centros públicos (4,4%) frente a las 10.158 intervenciones en centros privados (95,6% del total). También ha aumentado el pago por parte de la Generalitat de estas interrupciones pasando de sufragar el 32,5% de los abortos en 2009 al 44,7% en 2010.