Errores comunes que cometemos en el uso del condón

Para mantener relaciones seguras todas sabemos que debemos utilizar el preservativo. Sin embargo en la  encuesta de la SEC (Sociedad Española de Anticoncepción) 2014, sobre anticoncepción, casi un 25% de mujeres afirmaban que no utilizaban el condón siempre en sus relaciones sexuales.

Es importante reiterar que cuando tengamos sexo con otra persona debemos utilizar siempre algún método anticonceptivo. El más usado es el condón principalmente porque además de evitar los embarazos no deseados es el método más eficaz para evitar enfermedades de transmisión sexual como por ejemplo el vih. Además, el preservativo es sencillo de adquirir y fácil de usar aunque a veces un mal uso puede acarrearnos serias preocupaciones. Para evitar malas experiencias a continuación comentamos algunos de los errores más comunes relacionados con el uso del condón.

Muchas parejas afirman que el condón les reduce la sensibilidad. Sin embargo, esta sensación es algo que está más en la cabeza de quienes lo van a usar que en el condón en sí, más ahora, cuando existen en el mercado una gran variedad de preservativos que nos facilitan la actividad sexual: de sabores diferentes, ultrafinos, con lubricante extra, etc. Sea como sea, el tener relaciones sexuales sin condón supone exponerte a tener riesgo de embarazo no deseado y/o de alguna infección de transmisión sexual por lo que no es una opción. Si lo que te preocupa es aumentar el placer, lo que debes hacer es dedicarle más tiempo a los preliminares.

Otro de los errores muy comunes es poner el condón cuando el chico está a punto de eyacular. Esto no tiene mucho sentido ya que no se evitan el embarazo y además, os estaréis exponiendo a infecciones de transmisión sexual. El preservativo debe utilizarse durante todo el acto sexual.

Por otro lado, los condones tienen fecha de caducidad por algún motivo por lo que debemos hacerle caso. Cuando el anticonceptivo ha caducado es más fácil que se rompa y que, después, vengan los problemas.

Para terminar, intentad abrir el condón con las manos y no con los dientes ni tijeras ya que ha habido más de un caso en que el condón se ha roto sin que ningún miembro de la pareja fuera consciente de ello.