Elección del método anticonceptivo

Existen diferentes métodos anticonceptivos y no todos están aconsejados para todas las personas ni para todas las situaciones. Si bien lo mejor a la hora de elegir es visitar a un/a profesional, aquí damos algunas pistas para ayudar a decidirnos. ¿En qué debemos fijarnos?

1.    Nuestra identidad sexual. Tanto el sexo que somos como el que practicamos. Hay métodos anticonceptivos masculinos y métodos anticonceptivos femeninos. Por otro lado, hay algunos recomendados para parejas de larga duración y otros para quienes tengan más o menos frecuencia de actividad sexual. También puede pasar que no tengamos relaciones con penetración heterosexual o cualquier otra información que determine la elección del método.

2.    Enfermedades de transmisión sexual. Algunos métodos, como el preservativo masculino o femenino previenen de las infecciones de transmisión sexual, pero otros sólo previenen el embarazo, en este segundo caso se recomienda usar el doble método, es decir, añadir un método de barrera. O puede ser que sólo usemos éste último.

3.    El coste. Entendemos que la situación económica de todas las personas no es igual. Por eso la reivindicación de los derechos sexuales y reproductivos incluye el acceso universal, gratuito a estos métodos anticonceptivos. Mientras no sea así, preguntad por el precio.

4.    La duración y reversibilidad. Algunas personas pueden querer tener un embarazo posteriormente. Si acudís a un/a profesional será más fácil averiguar la duración de vuestro método.

5.    Vías de administración y complejidad de uso. Hoy en día todos los métodos incluyen instrucciones de uso, pero no es lo mismo leer un prospecto o manual en internet que contar con el asesoramiento anticonceptivo.

6.    Posibles efectos secundarios. Este factor es especialmente importante en los anticonceptivos hormonales. Las píldoras de última generación intentan reducirlos, pero por otro lado también llevan menos tiempo en el mercado. Lo mejor es informarse lo máximo posible y, por supuesto, acudir a revisiones ginecológicas donde nuestr@s doctor/a nos asesorará lo mejor posible.

7.    Factores dependientes de usuarias/os. Edad, embarazos anteriores, actividad sexual, pareja estable, hábitos de salud (enfermedades cardiovasculares, tensión, regularidad del ciclo , hipertensión, tabaquismo), uso de otros métodos anticonceptivos en el pasado, percepción de riesgo sobre las relaciones sexuales, mitos erróneos, etc. Todo esto puede influir en la eficacia del método, en especial si se opta por anticonceptivos hormonales o métodos naturales.