El Tribunal Constitucional estudia esta semana el recurso del PP contra la ley navarra, que obliga a inscribirse en un registro a los médicos objetores de practicar un aborto

Hace cuatro años el PSN impulsó una ley en Navarra que obligaba a todo medico que se declarara objetor de conciencia para practicar abortos a inscribirse en un registro. Esta norma fue aprobada por PSN, NaBai e IU y fue rechazada por UPN y CDN.  El Partido Popular  interpuso un recurso al constitucional (que se verá esta semana) contra esta norma por considerar que la inscripción obligatoria vulneraba un derecho fundamental y que podía suponer la creación de listas negras de profesionales.
 
Sin embargo según Samuel Caro, parlamentario socialista en Navarra, el fichero de médicos objetores se creó porque “cuando se reclamaba por la mayoría del Parlamento la realización de las IVE en la sanidad pública la respuesta del Gobierno siempre era que existía una objeción generalizada entre los profesionales, una excusa que quedó desmontada por las cartas remitidas a los medios de comunicación por un grupo de ellos. Esto evidenció que el problema no era la objeción sino que políticamente había prejuicios ideológicos para que se hicieran las interrupciones en la sanidad pública. Había voluntad política de no permitirlo”, explicó.
 
Según los socialistas este registro permite que se conozca la objeción real. Que el que sea objetor se le permita serlo y, al que no lo es, pueda estar a disposición de la sanidad pública.