El Secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, afirma que aún no tienen un borrador de anteproyecto de ley de aborto

Según las representantes de esta Plataforma, que engloba a asociaciones de mujeres, asociaciones de salud sexual y reproductiva y clínicas acreditadas para la interrupción voluntaria de embarazo, desde el Ministerio no les han concretado ninguna de las líneas de la futura reforma de la ley del  aborto ni tampoco con qué expertos están contando para su redacción. Lo que sí les ha confirmado es la voluntad de que el anteproyecto esté listo a lo largo de este trimestre.
 
Según Isabel Serrano, portavoz de la plataforma, el Secretario de Estado no les ha dado argumentos sobre cuál es la razón para cambiar la ley. Desde la Plataforma afirman que “le han recordado que la actual ley del aborto tiene la presunción de constitucionalidad hasta que se demuestre lo contrario”. Cuestión que les ha reconocido el propio Fernando Román, dice Serrano.
 
El mismo día en que se celebraba esta reunión, el Ministro de Justicia en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, asumía un posible retraso en la aprobación de la reforma de aborto asegurando que, si no se aprueba en el mes de octubre “será cuestión de semanas”.
 
Según Gallardón el trabajo está “avanzadísimo”, aunque todavía es necesario “hacer algunas profundizaciones en determinados aspectos del texto, que es un texto importante”.
 
Parece contradictorio, como poco, que por un lado se diga que el anteproyecto esté avanzadísimo pero a la vez, en la reunión mantenida con la Plataforma de asociaciones, no se les pueda concretar ninguna de las líneas que contendrá la futura reforma de la ley del aborto ni tampoco qué comité de expertos es el que está trabajando en dicha reforma.
 
Nada se dice y nada se concreta sobre una reforma que condicionará el futuro de muchas mujeres, con un endurecimiento brutal en su acceso al aborto libre, legal y seguro. Lo que supondrá un retroceso en el reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos.
 
Ante tanta incertidumbre y opacidad por parte del Ministerio, lo que sí es seguro es que si finalmente la reforma es presentada, marcará la agenda política del país poniendo en contra a buena parte de la sociedad, sobre todo a las organizaciones feministas y movimientos sociales que ya han manifestado en la calle su rechazo absoluto a lareforma dela ley del aborto del Partido Popular.